Publicado en

Cómo ahorrar electricidad en tu casa con una regleta inteligente

Ahorra electricidad

La demanda de energía eléctrica en los hogares sigue creciendo. Los avances tecnológicos que reducen el consumo de nuestros aparatos no compensan la instalación de nuevos y numerosos equipos y un patrón de consumo poco responsable como es dejar los electrodomésticos en modo de espera (o “stand by”).

Según algunos estudios, los aparatos en modo de espera pueden representar hasta un 10% del consumo de electricidad de una vivienda y –no obstante– éste sigue siendo un hábito difícil de cambiar por desconocimiento del gasto que supone o por la comodidad de manejar los dispositivos desde el sillón.

¿Pero que podemos hacer? El consejo habitual que ya conocerás (apaga los aparatos que no utilices) tiene varios inconvenientes. En primer lugar: tienes que levantarte del sillón; algo que no apetece nada a las 10 de la noche después de una dura jornada de trabajo. Y en segundo lugar: los botones de encendido actuales no están diseñados para un uso frecuente y el desgaste mecánico del interruptor (cuando se dispone de uno) puede necesitar una reparación en el SAT que exceda todo lo que hemos ahorrado en electricidad.

Puedes compensar en parte estos inconvenientes conectando todos los aparatos a una regleta de enchufes, pero esto no elimina el problema principal: Tienes que desplazarte hasta la regleta. Por eso te propongo un dispositivo que combina la regleta tradicional con la comodidad del manejo a distancia: La regleta inteligente (o “Smart Power Strip”).

Belkin Conserve Smart AV

La regleta inteligente dispone de 3 grupos de enchufes diferenciados: El “principal” (o maestro), los “esclavos” y los “independientes”. El enchufe principal está preparado para monitorizar el consumo del dispositivo que queremos utilizar como “interruptor” general del sistema, alimentando los enchufes “esclavos” cuando el “principal” está en uso y desconectándolos en caso contrario. Los enchufes “independientes” son convencionales y se comportan igual que en una regleta normal.

En la toma maestra puedes, por ejemplo, enchufar la TV y la regleta detecta cuando ésta se enciende o se apaga, gestionando la alimentación de los enchufes “esclavos” pensados para dispositivos audiovisuales auxiliares.

De este modo podrás controlar el suministro eléctrico de todo tu equipo audiovisual únicamente con el botón de encendido de la TV. Cuando enciendas o apagues la TV la regleta inteligente suministrará o cerrará la alimentación de reproductores de DVD, grabadores, videoconsolas, equipos de sonido, etc, automáticamente y a la vez.

Para esta ocasión he adquirido una regleta inteligente Smart AV de la marca Belkin con 7 tomas (1 enchufe “maestro”, 4 “esclavos” i 2 “independientes”) y he realizado algunas mediciones: Con una configuración de TV, videoconsola, grabador de TDT y equipo de Home Cinema el ahorro anual es de aproximadamente unos 150 kWh o 25 EUR, de modo que el coste de una regleta se amortiza durante el primer año.

Regleta InteligenteEl funcionamiento no puede ser más sencillo: Tras realizar las conexiones deseadas (TV, reproductor de DVD, consola, etc..) la regleta sólo suministra alimentación a la TV que permanece en reposo. Cuando enciendes la TV mediante su mando a distancia, la regleta suministra electricidad al resto de aparatos y cuando la apagas, corta el suministro a los enchufes “esclavos”. Todo esto sucede en apenas un segundo y sin fallos (nunca me ha dejado equipos en un estado no deseado).

Aunque estas regletas están pensadas para equipos AV, nada te impide realizar tu propia configuración conectando, por ejemplo, el ordenador en el enchufe “maestro” y la impresora multifunción, router, altavoces, etc. en los enchufes “esclavos”.

Además, la mayoría de regletas inteligentes disponen de un interruptor general (útil durante largas ausencias) y de un circuito de protección contra las subidas de tensión. Teniendo en cuenta el precio de los aparatos que suelen acompañar a la TV, esto último por si solo ya justifica la adquisición de este equipo.

El precio de una regleta inteligente (como en la mayoría de productos de electrónica) cambia bastante en función de la marca y la calidad de los componentes utilizados. Orientativamente, estas regletas pueden costar entre 10 y 60 EUR. En el siguiente enlace encontrarás varios modelos que puedes comprar; revisa atentamente las especificaciones y, si tienes dudas, escríbeme e intentaré resolverlas.

¿Qué opinas de las regletas inteligentes? ¿Vas a comprar una, o ya la tienes? No olvides dejar tus comentarios y compartir este artículo con tus amigos.

Comentarios